GDT
MIR

El anillo DUREX.
Fecha: 20-12-2010 ¿Quién no conoce la marca DUREX? Y si alguno duda, le ponemos la palabra anillo delante y ya está. Ya sabemos de que hablamos. La fantasía sexual nos puede. Y si nos dicen que se trata de un vídeo. ¿Qué se verá? Que levante la mano el que no se sentiría tentado de ver un video llamado anillos DUREX. Tranquilos, no hay tal vídeo. Pero… ¿a que es un buen reclamo de atención? Y seguro que, si nos dicen que el vídeo lleva un virus malísimo, nos lo creemos. Claro, estos hackers que listos son. Saben lo que nos gusta y nos ponen la zanahoria para que piquemos. Creíble ¿no? Tiene los requisitos ideales para infectar los ordenadores. Menos mal que hay un alma caritativa que nos ha avisado del engaño. Que digo caritativa, ¡Benemérita! ¡Sí, sí, la mismísima Guardia Civil nos avisa! El Grupo de Apoyo en Tecnologías de la Información de la Guardia Civil es quien alerta del peligrosísimo virus que formatea nuestro ordenador, nos quita las contraseñas de Hotmail y ya solo le falta mandarnos al infierno. ¿Pero mira que se empeñan en utilizar el nombre de la Guardia Civil? Como si porque lo dicen los de verde ya se lo va a creer todo el mundo. ¡Ya me gustaría a mí! Y nosotros, por si las moscas, lo pasamos. ¡Sí! De eso se trataba todo este lio, de reenviarlo a todos nuestros contactos. El famoso ¡pásalo! Da igual que hoy en día ya no se hagan virus para hacer daño, sino para robar información, da igual que la Guardia Civil no se comunique con el ciudadano utilizando emails sino a través de sus páginas oficiales, da igual que tenga una mala redacción. Como dice que lo pasemos urgentemente a todos, nosotros lo pasamos. La verdad es que de estos hay muchos. Hoy comentamos éste por tres motivos. Primero para recordar a nuestros lectores el engaño. Segundo porque nos fastidia que utilicen el nombre de nuestra institución para engañar a la gente. Y tercero porque hoy nos ha llegado el mensaje con todas las cuentas a las que se habían reenviado el mensaje. ¡Había más de 1.200 emails! Para ponerse a llorar. Luego nos quejamos de que recibimos spam, ofertas de trabajos para blanquear dinero, u ofertas de bonolotos y herencias millonarias. ¿Cómo saben nuestras cuentas? Pues con el pásalo de las inocentes e ingeniosas cadenas. ¡Stop al pásalo! Os esperamos, como todos los días, en GDT. Entre todos haremos una red más segura.