GDT
MIR

Estafas en alquileres vacacionales

Fecha: 15-07-2015

¡Hola amig@s!, en el GDT ¡no estamos de vacaciones!, seguimos trabajando para que los que sí lo estáis podáis disfrutarlas de forma más segura. Por eso queremos alertaros hoy sobre los falsos anuncios de alquileres vacacionales que,  lejos de favorecer lo que tod@s buscamos en época estival, descansar y relajarnos durante nuestras merecidas vacaciones, pueden llegar no solo a frustrarlas sino que además pueden hacer que nuestros ahorros se esfumen sin poder disfrutar de ellos en nuestro idílico destino vacacional.

Los delincuentes, como bien sabemos, aprovechan cualquier posibilidad que les brindemos para acceder a nuestro dinero. En esta ocasión aprovechan las prisas de última hora que tenemos en buscar un alquiler vacacional, que si se nos presenta con unas fotografías de ensueño, junto a una paradisiaca playa y sobre todo con un precio asequible será la receta perfecta para convertirse en el cebo ideal para caer en sus redes.

 Como en otros métodos de estafa, los delincuentes, suelen utilizar anuncios reales de particulares que ponen en alquiler sus viviendas en vacaciones, llegan incluso a contactar con ellos para ampliar la información relativa a la vivienda, conseguir más fotografías y conocer al dedillo las posibilidades que harían más atractivo el anuncio.

Una vez obtenida la información solo queda solventar el medio de pago. Normalmente, para su mayor seguridad, exigirán que el mismo sea a través de plataformas como MoneyGram o Western Union, que harán intrazable la transacción con la víctima, a quien solicitarán, en el mejor de los casos el adelanto del 50% del total del alquiler a modo de señal o reserva. También pueden utilizar cuentas bancarias de personas a las que, también bajo engaño, han contratado como “mulas”, y que serán los encargados de recibir el dinero que posteriormente les será transferido al estafador de la forma más favorable que siga garantizando su anonimato.

Además del correo electrónico, donde nos remitirán las atractivas fotos de la vivienda y sus alrededores, pueden incluso facilitarnos, como forma de contacto un teléfono móvil en caso que no se encuentren en el extranjero, excusa muy utilizada para evitar el contacto telefónico. El teléfono que será atendido por una persona que, por norma general, no hablará un castellano perfecto, siendo un indicador que pudiéramos estar ante un intento de estafa.

Por supuesto nos facilitarán un contrato, aparentemente real, con identidades reales, incluso aportando documentos de identidad, que previamente habrán obtenido de los legítimos anunciantes, logrando con ello que el engaño no tenga ninguna fisura y sea creíble.

¿Cómo podríamos detectar este tipo de estafas para evitar que nuestras vacaciones se conviertan en una pesadilla en lugar de un fantástico sueño?, pues como siempre decimos, hay que aplicar el sentido común y desconfiar especialmente de los alquileres demasiado baratos, y sobre todo debemos tener en cuenta que, en este caso, Google es nuestro aliado perfecto y es a él a quien debemos consultarle que sabe sobre la información que tenemos sobre el alquiler (teléfono, identidades de personas, fotografías, anteriores inquilinos, etc.), sin duda, en caso de ser un anuncio fraudulento, ya habrá sido reportado como tal y nos abrirá los ojos ante el atractivo engaño.

Ya lo sabéis, en Internet es posible encontrar las tres “B” de bueno, bonito y barato, pero a veces, como la unión de las tres es el cebo perfecto para que bajemos la guardia y caigamos en los tipos de engaños que hoy os hemos contado. Si habéis sufrido algo parecido, os esperamos en la web del  GDT, y en las aplicaciones para iPhone, Android, o Windows Phone para que nos contéis estos y otros episodios similares que hayáis sufrido. Entre todos haremos de la Red un lugar más seguro.