GDT
MIR

Antivirus con Trampa

Fecha: 22-05-2012

¡Hola de nuevo! Hace unos días, y para celebrar el día de Internet, os presentábamos nuestro decálogo de navegación segura (ver aquí). Nuestra intención no era otra que facilitaros unos consejos sobre cómo protegeros ante los peligros más habituales de la Red. Como recordatorio os diremos que todo se reduce a utilizar el sentido común como mejor antivirus, y no confiar ciegamente en los sistemas y sus aplicaciones. No obstante, el cuarto punto de ese decálogo señala que debemos utilizar un antivirus actualizado y con licencia. Como no podía ser de otra manera, quisimos predicar con el ejemplo y decidimos instalarnos uno para proteger nuestros equipos. Puesto que la crisis no perdona a nadie (a nosotros tampoco… ¡sic!), tuvimos la suerte de encontrarnos con un maravilloso antivirus que un colaborador nos envió por correo, junto con su licencia. ¡Totalmente gratis!

Raudos y veloces lo instalamos en nuestro equipo. Lanzamos un análisis completo para asegurarnos que no había infecciones a la vista, y esperamos los resultados confiando en que nada iba a pasar. ¡Craso error!, tan pronto como ejecutamos el análisis empezaron a aparecer ventanas por toda la pantalla alertando de infecciones que ponen en serio riesgo nuestro equipo, y detectó una reseñable colección de virus, troyanos, gusanos, y otros géneros del malware. Podéis imaginaros el caos que se montó en la oficina…………… ¡el GDT ha sido infectado por el más temible virus! No dábamos crédito.

Menos que mal que simplemente “pinchando” un enlace podíamos descargar e instalar una versión “supervitaminada y mineralizada” de nuestro flamante antivirus, y así, solucionar dichos problemas. ¿El precio?, eso es lo de menos, había que solucionar el problema cuanto antes.

Entonces nos surgieron las dudas, ¿será un engaño? ¿una estafa?....podría serlo pero nuestro sistema se ha convertido en un infierno, no paran de aparecer ventanas y mensajes de error que somos incapaces de eliminar……¡así no hay quién trabaje! Nada, nada…..pagamos y solucionamos ésto antes de que se entere nuestro jefe.

¡Gran error! Hemos sido víctimas de uno de los conocidos ROGUEWARE o falsos antivirus. Nos han robado el dinero, los datos de nuestra tarjeta de crédito,….y para colmo nuestro jefe nos ha pillado…… ¿Cómo no hemos podido darnos cuenta?

Pues porque cada vez este tipo de fraudes es más sofisticado, y su apariencia más real.  Por eso, sólo debemos instalar programas de origen conocido, y de confianza. Así que ya sabéis, nuestro mejor antivirus es el sentido común, no bajéis la guardia y no os creáis todo lo que veis, emplead la lógica y el sentido común. Recordad que para cualquier consulta sobre esta u otras amenazas os esperamos en la web del GDT, y en las aplicaciones para iPhone, Android, o Windows Phone.