GDT
MIR

Multa online.

Fecha: 11-12-2010 Se dice que las empresas que no se adapten las nuevas tecnologías, morirán. La administración no es una excepción, y hace ímprobos esfuerzos para ello. Ahí está nuestro carnet de identidad para identificarnos frente a la administración, nuestra declaración telemática de la renta, y muchísimos trámites más. En medio de esa “telematización” de los servicios, a quién le extrañaría que la Dirección General de Tráfico se comunicara con los ciudadanos de forma telemática. La DGT informa del estado de las carreteras… La DGT recomienda… ¿A nadie, verdad? Pues con esa normalidad y credulidad que recibiríamos un mensaje de la DGT informando del estado de las carreteras o de la recomendación del uso del cinturón de seguridad, recibiríamos el de la DGT comunica una multa. ¿Quién no se ha pasado un radar sin darse cuenta de la velocidad que llevaba? Sobre todo si no llevamos ese bendito navegador que nos avisa de donde están y cuál es el límite. Pues eso, que si llega la comunicación de la DGT comunicando una multa, casi nadie dudará del origen del mensaje. Lo primero que pensaremos será, ¡qué ca…! ¿Pero cuándo me han pillado? Y allí está la comunicación de la sanción y el enlace para descargarnos la multa. Ya está. Objetivo cumplido. Ya nos hemos descargado un supuesto documento que en realidad es un troyano que sirve para robar nuestra información y controlar nuestro equipo. Fallos, muchos. ¿Cómo saben mi email? Tienen nuestra matrícula, nuestro nombre y nuestra dirección, pero no nuestro email. Una denuncia nos llega a casa por correo y hemos de firmar el recibido para acreditar la recepción. Es un acto administrativo que genera cómputos de tiempo y plazos, y por ello debe acreditarse la notificación. Nuestro correo electrónico no tiene sistema de autenticación y no repudio, es decir, que no permite acreditar quien nos lo manda ni que lo hemos recibido. Pero todo eso lo pensamos después, lo primero es el enfado por la multa y los puntos, y luego saber dónde y cómo ha sido. Tranquilos que esto todavía no ha pasado… aquí. En otros países y con otras DGT ya se está produciendo. No olvidéis aquello de cuando las barbas de tu vecino veas pelar… Todo se exporta, tanto lo bueno como lo malo. Estamos seguro que no tardará en llegar aquí y en breve empezarán a mandar emails comunicando multas. Nosotros ya estamos alertados. Difundámoslo a más gente. Como siempre, os esperamos en GDT. Entre todos haremos una red más segura.