GDT
MIR

El fraude de los jóvenes escritores.

Fecha: 07-12-2010 ¿Qué no haríamos por un hijo? Imagino que todo lo que fuera necesario. Como dice un personaje televisivo, ¡Yo por mi hija mato! Pero no queremos llegar a esos extremos. Cuantos padres podemos ver, cámara de fotos o video en mano, en las competiciones deportivas de chavales o en festivales de colegio, dispuestos a inmortalizar el momento estelar de nuestros hijos, con su uniforme del equipo de fútbol, con su quimono de judo o disfrazado de pastor en el belén del colegio. ¡Y cuan orgullosos nos sentimos de ellos! Pues imaginemos que el niño nos sale bueno para las letras y seleccionan su cuento para publicarlo en un libro de los mejores relatos infantiles de los niños del colegio, de toda la provincia o de toda España. ¿Qué padres se resistirían a no comprar el libro en el que sale el relato de su hijo? Y si solo cuesta 13 € el librito, posiblemente compremos otro para cuando el niño sea grande, otro para los abuelos, otro para los otros abuelos,… Pues eso es lo que ha pasado. Una supuesta editorial, Jóvenes Escritores, ha lanzado el mensaje por los colegios de muchas localidades españolas. Siendo a priori una iniciativa interesante a nivel escolar, los colegios afectados se han encargado de remitir las redacciones de los alumnos a la supuesta editorial, y de transmitir a los padres de los alumnos seleccionados la posibilidad de comprar los libritos con los relatos de sus hijos. Por 13, 26 ó 39 € ¿quién va a denunciar? Ni si quiera es delito. El código penal establece un mínimo de 400 €. Pero muchos 13 juntos hacen más de 400. El problema es justamente ese, el juntar todos los 13, el unir en una sola denuncia todas las demandas de la multitud de padres que han pagado y que no han recibido el libro con el relato de su hijo. Es la técnica del minifraude, hacer muchas estafas de pequeñas cantidades de forma que las víctimas desisten de denunciar. Y contra eso sólo cabe organizarse. Todos aquellos que hayan sufrido la estafa de los Jóvenes Escritores, y quieran denunciarlo o ya lo hayan hecho, pueden comunicarse a través de nuestra web para agrupar las denuncias y poder demostrar un delito continuado de estafa, que afecta a una pluralidad de afectados. Quien esté dispuesto a denunciar, solo pedimos que facilite sus datos de contacto (email o teléfono) haciendo referencia a víctima del fraude de los jóvenes escritores. Si esto no se persigue, mañana lo volverán a intentar. Hoy el gancho ha sido nuestra vocación de padres, mañana será nuestra vocación de joven escritor o vaya usted a saber. Hagamos de la red un lugar donde los delincuentes se sientan perseguidos. A los afectados y a todos los demás, os esperamos en GDT. Entre todos haremos una red más segura.