GDT
MIR

Todo vale para lograr contratos de SMS Premium.

Fecha: 06-11-2010 Una supuesta tarjeta regalo de 3.000 € de El Corte Inglés, una encuesta sobre tabaquismo para dejar de fumar, con logos similares a los del Instituto Nacional de Estadística, o el vale regalo de Carrefour. Si tengo que hacer publicidad engañosa, la hago. Si tengo que suplantar la identidad de un tercero, la suplanto. Todo vale para engañar y lograr que demos nuestro número de teléfono y mandemos un mensaje suscribiéndonos al cheque regalo, al consejo para dejar de fumar o a la tarjeta regalo de 3.000 €. Cualquier mentira vale para lograr que nos suscribamos a los SMS Premium. ¡Esto ya pasa de castaño oscuro! La ética profesional no existe. Lo que quiero es tener muchas víctimas que se suscriban a mi contrato SMS Premium y que me paguen los 30 ó 40 euros al mes. Aunque solo me duren un mes. Muchos 30 ó 40 euros hacen unos miles de euros al mes. Y si solo me duran un mes, pues al mes siguiente ya engañaré a otros. Además, como la factura llega a final de mes, la víctima no se da cuenta del engaño hasta entonces. Por eso me interesa engañar a principios de mes. ¿Engañar? ¡Y qué más da! Por 30 ó 40 euros nadie se molesta en denunciar. Si denuncian, les va a costar dinero de abogados y tiempo en ir a declarar. Algún forero que le da por crear el foro de afectados y ya está. Mientras me den pan, ¡qué digan lo que quieran! Y la policía tiene otras cosas más importantes que investigar. Además, ¿cómo demuestran que he estafado a alguien? Yo pongo la letra pequeña que establece la ley. ¡Qué la hubieran leído! Y es verdad, se mueven en el filo de la legalidad. Pero una cosa sí está clara. Estamos recibiendo SMS o correos no deseados para engañarnos, SPAM. Y eso constituye una infracción administrativa según el artículo 21 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información, conocida como LSSI (Ley 34/2002). La ley establece que la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información es el órgano sancionador. Denunciemos esta práctica. Las sanciones económicas les harán desistir de este masivo engaño. Como siempre, estamos en GDT. Entre todos haremos una red más segura.